Windows 10

Actualización de Windows 10 November 2019: cómo instalarlo y qué mejoras tiene

Las famosas actualizaciones de Windows 10 no cesan ni un momento. Desde Microsoft, se han venido encargando de actualizar nuestros equipos de forma automática. Por un lado, parece que se preocupan mucho por nuestra seguridad y experiencia; por otro, no nos dejan elegir.

Pero ese es otro debate, hoy os decimos cómo actualizar vuestro sistema operativo con la actualización de Windows 10 de November 2019.

Cómo actualizar el sistema

Nos referimos al caso de usuarios de Windows 10, claro.

El proceso es muy sencillo, primero nos dirigiremos a “Windows Update”. Para ello, podéis hacerlo de mil maneras distintas, como, por ejemplo:

  • Haciendo clic en el logo de Windows (barra de tareas) y, cuando se despliegue, teclear “Windows Update”. La opción nos aparecerá, sólo tenemos que hacer clic en ella.
  • Abriendo el menú inicio y haciendo clic en el engranaje que hay justo encima del botón apagar. Nos dirigimos a “Actualizaciones y seguridad” y accederemos al menú de descarga de Windows Update.

Existen más formas de hacerlo, pero con esas dos nos bastan.

Una vez en el menú de Windows Update, tenemos que observar qué actualización se ha descargado. Si no se ha descargado, tendremos que descargarla manualmente desde el mismo menú. Si está disponible, sólo hay que hacer clic en “Descargar e Instalar ahora”.

Siempre existe la posibilidad de que algunos usuarios tengan problemas a la hora de utilizar Windows Update, lo que ocasiona que no se puedan descargar la actualización o no funcione bien. Para ello, tendremos que optar a otros métodos.

Utilizar herramientas para descargar la actualización

En este caso, tendremos que descargarnos una herramienta llamada de Microsoft llamada Upgrade Tool, creada para aquellos que no puedan descargar la actualización.

También es posible utilizando Media Creation Tool. En este caso, tendremos que descargarnos el archivo ISO (o imagen) de la actualización para poder actualizar nuestro sistema.

Aplazar actualización

Puede que no queramos o podamos llevar a cabo el proceso de actualización en ese momento. Por ello, podemos aplazarla horas, minutos, días o semanas. Tened en cuenta que, aunque Microsoft haya mejorado los tiempos de instalación, en muchos equipos tarda en instalarse.

Si, directamente, no queréis que Windows Update elija por vosotros u os presione a actualizar, existen métodos para inhabilitar el servicio de actualización automática, bien desactivando los servicios o accediendo a “Regedit”.

Novedades

Ahora es el turno de las novedades de esta última actualización. Como es lógico, todos queremos que suponga un avance actualizar nuestro ordenador ¿Verdad?

Vamos con las principales novedades de la actualización de Windows 10.

Notificaciones más sencillas

Ahora podemos controlar el acceso de las notificaciones desde el Centro de acciones. Se han especializado un poco más, pudiendo controlar cada notificación: si queremos que se despliegue, silenciar, la frecuencia de aviso, etc.

Han conseguido que todo quede más sencillo y más personalizable.

Explorador

Explorador

Esta novedad de la nueva actualización de Windows 10 tiene detractores y adeptos porque se ha integrado Windows Search en la esquina superior derecha. Podremos abrir apps o documentos de OneDrive o los que tengamos guardados en el disco duro.

Mejora en la organización de Inicio y barra de tareas

Todo está enfocado al Centro de Acciones, que nos permite crear eventos o recordatorios en el calendario a modo de agenda. No es una mejora de calidad, pero sí que mejora la experiencia de usuario porque queda todo más a mano.

Cortana sí, Cortana no

Esta actualización de Windows 10 nos permitirá elegir si queremos Cortana, Alexa o Google Assistant. Esto permite una mejor integración de los dispositivos que tengamos por casa, como altavoces o los productos de Amazon.

Podemos desactivar Cortana por completo, lo que, al menos para mí, es un avance absoluto. Microsoft quiso sacar una novedad espectacular con Cortana, pero en la práctica no ha sido así porque el usuario quiere algo más simple y privado.

Más rendimiento en las CPU Intel

Los procesadores Intel se benefician de esta actualización en cuanto a un pequeño aumento de rendimiento. Windows ha querido que las tareas se vayan ejecutando más rápido en los equipos potenciados por Intel.

Además, este update trae consigo la función Favored CPU Core Optimization. En resumen, se trata de una función que permite a Windows elegir qué núcleo es más idóneo para la ejecución de una tarea. Según las pruebas, existe una diferencia del 15% de rendimiento, cosa que se incrementa con los Turbo Boost de Intel.

En definitiva, esta actualización ha sido muy trabajada y nada imparcial porque ¿Qué pasa con AMD? Parece irónico que Microsoft se centre en mejorar la eficiencia de los procesadores Intel, cuando Apple que usa otro SO distinto, no tiene equipos con AMD.

Al final, casi todos los procesadores AMD terminan utilizando Windows, cosa que con Intel no pasa. Entendemos que cada empresa tiene sus acuerdos de competencia, simplemente no nos gusta que se discrimine a la competencia.

¿Tenéis instalada la nueva actualización de Windows? ¿Costó hacerlo?

Consejos sobre:

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *