PC

Cómo mejorar el rendimiento de tu PC con pocos dólares/euros

El rendimiento de un ordenador va a depender del equilibrio que exista entre el software y el hardware. En este caso, Windows 10 es muy potenciable, pero si tenemos un equipo obsoleto vamos a odiarlo. Por ello, os decimos cómo mejorar el rendimiento de vuestro PC con pocos dólares o euros.

Si lleváis a cabo estos consejos, conseguiréis aumentar una barbaridad el rendimiento de vuestro ordenador, dando igual si es un ordenador antiguo.

Primer paso: saber qué equipo tenemos

Muchos dan palos de ciego mejorando el hardware de su ordenador sin saber qué es lo que tienen. Este es un error muy común que no debéis cometer. Así que, lo primero que debemos hacer es saber qué tenemos ¿Cómo hacerlo?

Lo haremos bajándonos el programa CPU-Z, el cual nos muestra toda la información de nuestro PC. Gracias a esta aplicación, conoceremos nuestro procesador, nuestra placa base, memoria RAM, discos duros o tarjeta gráfica.

Nociones básicas

Antes de que empezamos a decir cómo mejorar el rendimiento, atentos a las siguientes notas:

  1. Placa base. Es el centro de operaciones de un ordenador. Nos tenemos que fijar en lo siguiente:2
  2. Socket, para saber qué procesadores son compatibles con ella. Cuando sepáis el nombre de la placa base, buscadla en Google para conocer toda esa información.3
  3. Quizás, podamos comprar un procesador de su generación superior en el mercado de segunda mano por poco precio.
  4. Memoria RAM, porque nos importa que interfaz soporta DDR, DDR2, DDR3 o DDR4, en el caso de algunos portátiles LPDDR. Nos tenemos que fijar en qué interfaz y en qué velocidades (expresadas en MHz) soporta. También debéis saber cuántos slots tiene.
  5. Puertos SATA, para conocer si tiene SATA2 o SATA3.
  6. Es interesante saber qué procesador tenemos para saber si es potenciable o no.
  7. Disco duro. Estaría bien saber de qué capacidad son y de qué tipo. Los más usados son los siguientes:
    1. Mecánicos, suelen ser SATA3 o SATA2, son más lentos, pero tienen grandes capacidades de almacenamiento.
    2. SSD, son la evolución de los mecánicos, con mayores velocidades de lectura y escritura.
    3. 2, son lo último en almacenamiento, poseyendo las velocidades de transferencia más altas.
  8. Memoria RAM. Como hemos dicho en la placa base, hay que saber cuánta memoria RAM tenemos (expresada en GB) y a qué velocidad funciona.

¡Empezamos!

Segundo paso: quitar carga de trabajo y asegurar que no hay problemas

Para quitar carga de trabajo haced lo siguiente:

  • Deshabilitar aplicaciones que se inicien automáticamente cuando iniciamos sesión y no nos sirvan.
  • Deshabilitar servicios que no nos interesen.
  • Desinstalar programas que no usamos.
  • Desfragmentar el disco duro.
  • Configurar el uso de más hilos en el inicio de sesión en opciones avanzadas de msconfig.

aplicaciones

Para asegurarnos de que no haya problemas:

  • Análisis exhaustivo con antivirus.
  • Verificad que el Firewall está bien configurado y no tiene marcada como excepción un programa sospechoso.
  • Abrid el administrador de tareas y buscad un proceso llamado rundll32… es bastante sospechoso entre virus.
  • Verificad que no tenéis espías con spyware.

Tercer paso: instalar SSD para acelerar el equipo

Un SSD da una nueva vida a vuestro ordenador porque el sistema operativo va mucho más fluido. Esto se debe a su salto de calidad en velocidad de lectura y escritura.

Este disco duro lo podemos encontrar por 30-50€ en 240GB o 500GB de capacidad. Si os vais a marcas desconocidas, podéis haceros con uno de 500GB por 40€ fácilmente.

Merece mucho la inversión de este poco dinero en nuestro equipo porque nos puede servir para otro equipo mejor. No sirve sólo con instalarlo: hay que instalar Windows en él.

Cuarto paso: instalar más memoria RAM

En el caso de que tengáis 2GB o 4GB de memoria RAM, lo recomendable es subir, como mínimo, a 8GB. Es un componente muy importante y ahora ya no hay crisis del silicio, lo que significa que podemos hacernos con un buen pack de 4×4 (8GB) por poco dinero.

Intentad que traigan la mayor velocidad que admita vuestra placa base. En ordenadores antiguos será de 1600 MHz aproximadamente, y la memoria será DDR3.

Si vuestra placa base lo acepta, comprad unas memorias RAM que sean x2 para hacer Dual Channel y conseguir mejor rendimiento.

Podemos encontrar memorias DDR3 de 8GB por 34€ o menos. En DDR4, igual. Si tenéis DDR a secas, no os recomiendo comprar nada ¡Pero sí un nuevo ordenador!

Quinto paso: cambiar de procesador

No soy muy fan de este paso porque en ordenadores antiguos no significa un cambio brutal, salvo que tengamos un buen socket. En el caso de que tengáis LGA 1150 existen auténticas gangas que pueden aumentar el rendimiento.

Lo recomendable de esa familia de procesadores son los que terminan en “K”, especialmente los Core i5 y los Core i7.

Hasta aquí nuestro tutorial sobre cómo mejorar el rendimiento por pocos dólares.

¿Alguna vez habéis cambiado componentes de vuestro PC?

Artículos que pueden ser de su interés:

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *