Social media

Social media: los beneficios que da a tu empresa

Las redes sociales son indispensables para tener una buena apariencia e-commerce. Muchos consumidores no compran en tiendas online porque no tienen un perfil en Facebook o una cuenta en Instagram, lo que supone perder clientes por no hacer algo que es completamente gratis. Os enseñamos los beneficios que el social media ofrece a vuestras empresas.

1. Más visibilidad

El primer beneficio que encontramos es una mayor visibilidad porque estamos presentes en las redes sociales: un espacio con millones de usuarios. Por tanto, con una buena estrategia conseguiremos llamar la atención de muchos, sin tener que promocionar mucho nuestra tienda.

Si lo que vendeis es bueno, soluciona un problema y los clientes están satisfechos, lo mejor que podéis hacer es anunciarlo por Facebook, Twitter o Instagram.

2. Más interacción

No hace falta que utilicemos las redes sociales para vender nuestros productos. Simplemente, podemos emplear una estrategia cuyo fin sea lograr una mayor interacción, cosa difícil de conseguir sin redes sociales.

Interactuar con nuestros usuarios nos servirá para conocerles mejor, atraer a muchos más o para fortalecer nuestra relación. Es esencial interactuar con ellos publicando cosas que no sean de nuestra empresa para generarles interés.

3. Otro canal de atención al cliente

Muchísimas empresas utilizan Facebook, Instagram o Twitter para solucionar problemas de sus clientes. Esto puede ser algo intencionado o no, pero siempre da buena imagen responder a un cliente interesándonos por su problema.

De esta manera, manifestamos la voluntad de solucionar el problema, dando una imagen de empresa que se interesa por sus clientes. A veces, no sólo sirve el boca a boca, sino que tenemos que “anunciar cómo actuamos” por las redes sociales.

4. Más posibilidad de impactar con promociones

No os voy a engañar: vale más la pena promocionarse por Facebook, Twitter o Instagram, que hacerlo por Google ¿Por qué? Porque nuestra publicidad no es concebida como SPAM y es mucho más precisa, como visual. Facebook conoce los intereses y gustos de sus usuarios, por lo que sabrá dónde colocar nuestro anuncio.

Obviamente, promocionarse en Google para posicionarse mejor, es una opción que no está nada mal. Pero, es preferible aparecer frente al usuario sin que éste haya buscado nada.

5.- Posibilidad de comunidad

Posibilidad de comunidad

Si somos una gran empresa y nuestros clientes están satisfechos, podemos servir de enlace o nexo para que ellos se conozcan e intercambien impresiones o experiencias con la marca. Esto suele pasar en las marcas de coches, donde Porsche anuncia el nuevo 911 y un cliente satisfecho comenta con su 911 antiguo diciendo lo feliz que está.

Damas y caballeros, esto es publicidad gratuita y tenemos que incentivarla. Ya sea por interesarnos por nuestros clientes, o por generar interés por una publicación.

6.- Conversión

Podemos convertir usuarios en clientes de forma sencilla porque utilizamos las redes sociales para redirigir a éstos a nuestra tienda web externa. Es una estrategia muy antigua y que funciona, así que ¿Por qué no la ibais a utilizar vosotros?

Todo tiene que ver con el tráfico que habita en las redes sociales, el cual es inmenso. En Instagram la posibilidad de interacción es incluso mayor con stories, lives, reposts o publicaciones.

7.- Mayor valor de marca

Dice mucho de una marca, como tiene configurado su perfil de Instagram o Facebook. Estamos en una era donde los detalles importan muchísimo porque la distancia hace mella. Por ello, veréis mucho contenido sobre “cómo mejorar tu BIO en sencillos pasos”, etc.

Instagram, en concreto, es un escaparate que hay que saber usar para no morir en el intento. Debemos estudiar todas nuestras publicaciones, revisar bien los títulos, compartir stories que llamen la atención, etc.

8.- Es gratis

Si os dijera que podéis expandiros como empresa a más lugares de forma gratuita ¿Os lo creeríais? Pues esto es justo lo que hace el social media: conectar con personas que vivan en un radio geográfico (o en todo el mundo) sin movernos del sitio.

Los únicos costes que afrontaremos por usarlas, son la contratación de un Social Manager (si lo hubiera) y la promoción que llevéis acabo en dicha red social. Además, no os quiero ni hablar de los efectos de hacer una campaña de promoción Facebook Ads e Instagram.

9.- Tráfico más enfocado

Es más fácil darnos a conocer en Instagram, Twitter o Facebook que en Google. Esto se debe a que en las rede sociales los usuarios buscan por sí mismos o ven que algún amigo ha compartido nuestra publicación, etc. De esta manera, el tráfico no es tan disperso como en Google.

Será más fácil encontrar aquellos usuarios que será nuestro público objetivo.

10.- Vender directamente

Podemos vender directamente nuestros productos a través de Instagram o Facebook, lo que es un canal de ventas atractivo. Las empresas suelen redirigir a sus usuarios a la tienda online que tienen, cosa que es lógica.

Dicho esto, no es completamente necesario.

Consejos sobre:

Artículos que pueden ser de su interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *